No hay como tenerlos contentos

||No hay como tenerlos contentos

Foto: “El Tiempo”, Colombia / GDA

Por Santiago Valencia González
Senador de la República

Llevamos meses padeciendo marchas, actos vandálicos y ataques de quienes buscan paralizar el país.
No contaban con encontrarse un gobierno que dialogara con ellos, que los sentara con las personas indicadas para atender sus peticiones y ni así están contentos.

Durante años no exigieron aumento en el presupuesto de la educación, no se quejaron para que no subieran los impuestos, ni les dolieron los líderes sociales, todo esto les empezó a importar paradójicamente, desde que el candidato de la izquierda perdió las elecciones y junto a su escudero juró sacar a la gente a las calles, durante los cuatro años que durara el gobierno al que él no pudo llegar.

Piden aumento en el presupuesto de la educación y no se dieron cuenta que les habían dado el más alto en la historia, mejores salarios y no se enteraron que en los dos años que lleva el presidente Duque en el cargo se ha tenido un aumento real mayor a cualquier otro, la mejor parte es que piden investigaciones serias por la muerte de los líderes sociales y cuando supieron que en realidad son las disidencias de las Farc quienes los están matando, no les convenció (porque no les conviene) y se hicieron los locos, se quejan por el crecimiento de la economía, y pues bueno, somos el país que más crece por encima de todos los de la región y así tampoco están contentos.

Lo que resulta increíble en todo esto, es que cuando empezaron a ver que cada petición que hacían estaba en la agenda del presidente desde el día de su posesión, que este gobierno sí estaba acabando con la corrupción, con las fallas en la salud y se preocupaba por la calidad en la educación, se paraban corriendo de las mesas para incluir más peticiones, claro está, una más absurda que las anteriores.

Ahora, el que se adueñó del paro quiere seguir mandando a la gente a las calles, cuando él desde su curul puede presentar los proyectos que considere necesarios para lograr esos cambios, pero no lo hace y no lo hará porque le resulta mucho más fácil hacer lo que mejor sabe. Incendiar, mentir y deslegitimar.

No hay como tenerlos contentos porque una persona que no ha podido superar “la tusa” postelectoral no lo va a permitir, porque lo único que lo mueve es el resentimiento y ese odio que le trasmite a sus seguidores, eso sí, sin contarles que el país va por buen camino, que el gobierno nacional ha puesto todo de su parte para escucharlos e incluir sus propuestas para que todos vayamos para el mismo lado.

No hay y no va a haber como tenerlos contentos hasta que Petro entienda que perdió, que el presidente es Iván Duque Márquez y no él.
Que la oposición se hace con ideas y no con odio y que dentro de sus funciones está trabajar y no desestabilizar.

By | 2020-01-28T14:05:14+00:00 Enero 28th, 2020|Opinión|