LES QUIEREN ROBAR EL HONOR

||LES QUIEREN ROBAR EL HONOR

Por: Santiago Valencia González

Senador de la República

En Colombia los héroes si existen y están vestidos de honor.

El episodio de los falsos positivos es un hecho absolutamente reprochable que todos quisiéramos no haber vivido jamás, no nos cabe en la cabeza como algunos miembros de las fuerzas del estado pudieron cometer actos tan atroces. Pero del caso de Dabeiba me quedan mas dudas que respuestas.

¿Si los falsos positivos fueron pensados para asesinar civiles y hacerlos pasar como bajas en combate, para qué esconder los cuerpos?, esto para mi, no tiene ningún sentido, ¿no era según dicen, esos cuerpos las pruebas para recibir los beneficios prometidos?.

La historia no se puede cambiar y el hecho de que el grupo al margen de la ley que operaba en ese entonces en la zona, era la narcoguerrilla de las Farc, es innegable. Pero ahora los mismos que han entregado total impunidad a ese grupo, acusan a la ligera a nuestros militares de ser los responsables. En Colombia hemos permitido que el que quiera ataque a quienes nos protegen y entregan su vida por nosotros, parece que se nos volvió un deporte ser desagradecidos y esto no puede seguir pasando.

¿Acaso se nos olvida que ellos tienen el mismo derecho que cualquier ciudadano a la presunción de inocencia, a que las investigaciones se hagan sin ningún sesgo político y que se lleven a cabo hasta el final?

Nuestros policías y militares deberían ser tratados y reconocidos como lo que son. Héroes! Y no estar sujetos a odios de algunos, ni ser señalados como criminales por quienes simplemente piensan diferente o están llevados en su parecer por una ideología contraria.

Ellos son padres, madres, hijos, hermanos y esposos, como usted y como yo. Es por esto, que hago un llamado a rodearlos, a entender que merecen nuestro respeto y admiración, a sonreírles como gesto de agradecimiento por una labor que muchos critican, pero pocos son capaces de asumir.

Claro que se debe investigar que pasó, claro que se debe castigar de manera ejemplarizante a los responsables, vengan de donde vengan. Lo que no se puede hacer, es intentar despojar de su honor, que es lo mas preciado para un militar, para encubrir los crímenes de otros que ya son bien conocidos por su barbarie.

Mi más grande orgullo, es ser oficial profesional de la reserva de la Fuerza Aérea Colombiana, formar parte de los caballeros del aire y conocer desde adentro la verdad de la mística militar, el orgullo que representa portar el uniforme y las insignias de mi patria. Por eso me duele y me indigna ver la tranquilidad, la permisividad y el cinismo de quienes los acusan para limpiar la imagen de los verdaderos culpables.

Ojalá todos los colombianos pudieran vivir la experiencia de ser militar o policía por un día y así apreciar la entrega de los soldados de tierra, mar y aire, y la pasión con la que viven cada día. Solo así, tal vez entenderíamos la ardua tarea que cumplen, lo mucho que nos dan y lo poco que reciben.

“Colombia patria mía:

Te llevo con amor en mi corazón,

Creo en tu destino

y espero verte siempre Grande,

respetada y libre”

By | 2019-12-18T12:30:55+00:00 Diciembre 18th, 2019|Opinión|